Investigaciones Económicas

Una forma de realizar investigación, como la que ahora se presenta en el mundo, no se elabora a la ligera. Su diseño exige unas estrategias básicas para generar información “exacta”. Para la actual investigación, el economista se inspira en el desarrollo de modelos cuantitativos y cualitativos, en las ideas de la economía, altamente estructuradas de modo que el investigador especifica las características principales del diseño, antes de obtener un solo dato. En la actualidad, la investigación cuantitativa y cualitativa para los fenómenos económicos reales, sin duda, estarían permitiendo, a las economías, unos mayores registros narrativos de éstos, que son estudiados, mediante técnicas, como la observación, la medición y las pruebas de hipótesis.

En los estudios económicos, por ejemplo, se supone que el mercado está compuesto por pequeñas empresas que no pueden influir en su comportamiento general. Hasta que una hipótesis no se apruebe, tendrá un valor relativo y probable, ya que el fenómeno, al que se refiere la misma, puede explicarse de varias formas diferentes y aunque las hipótesis son muchas, su efecto final dependerá del tipo de investigación desarrollada. Claro está que con la inducción, no se podrá lograr una certeza absoluta. Pero sí se podrá llegar hasta una certeza condicionada, que se relaciona con las leyes empíricas.